¿Qué es el humor acuoso?

El humor acuoso es un líquido transparente que se encuentra en la cámara anterior del ojo, entre la córnea y el iris. Anatómicamente, está ubicado en el segmento anterior del ojo, ocupando el espacio entre el cristalino y la córnea. Este líquido incoloro contiene principalmente agua, pero también contiene electrolitos y nutrientes esenciales para mantener la salud ocular. Su estructura fisiológica es similar a la del plasma sanguíneo, pero con menos proteínas y células sanguíneas.

¿Cuáles son las funciones del humor acuoso?

El humor acuoso cumple varias funciones importantes, entre las que se incluyen:

  • Mantener la presión intraocular: el equilibrio entre la producción y el drenaje del humor acuoso determina la presión dentro del ojo, que es crucial para mantener la forma y la función ocular adecuadas.
  • Nutrición: el humor acuoso proporciona nutrientes y oxígeno a las estructuras del segmento anterior del ojo, como la córnea y el cristalino, que no tienen vasos sanguíneos propios.
  • Eliminación de desechos: el humor acuoso ayuda a eliminar los productos de desecho metabólico de estas estructuras y los transporta hacia el sistema venoso.
  • Refracción de la luz: el humor acuoso contribuye a la refracción de la luz que entra en el ojo, permitiendo así una visión clara y nítida.

¿Qué enfermedades afectan al humor acuoso?

Algunas enfermedades que afectan al humor acuoso incluyen:

  • Glaucoma: un trastorno en el que el equilibrio entre la producción y el drenaje del humor acuoso se ve alterado, lo que provoca un aumento de la presión intraocular y, con el tiempo, daño al nervio óptico y pérdida de visión.
  • Uveítis: una inflamación de la úvea, que incluye el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. La inflamación puede afectar la producción y el drenaje del humor acuoso, lo que puede conducir a un aumento de la presión intraocular y a problemas de visión.
  • Cataratas: el humor acuoso puede verse afectado en casos de cataratas, en los que el cristalino se vuelve opaco. La nutrición inadecuada del cristalino puede contribuir al desarrollo de cataratas.

Te puede interesar:

Glándulas meibomianas