¿Qué es un foróptero?

Un foróptero, también conocido como refractor de Phoropter, es un instrumento óptico utilizado en exámenes oftalmológicos para medir errores de refracción y determinar la prescripción de lentes adecuada.

¿Cómo funciona un foróptero?

El foróptero funciona mediante una serie de lentes intercambiables montadas en un soporte giratorio que permite al optometrista cambiar rápidamente las lentes frente a los ojos del paciente. Así, se ajustan las lentes hasta encontrar la combinación que brinde la mejor agudeza visual.

¿Qué patologías detecta el foróptero?

Las principales patologías que el foróptero ayuda a identificar son:

  1. Miopía: dificultad para ver objetos lejanos.
  2. Hipermetropía: dificultad para ver objetos cercanos.
  3. Astigmatismo: visión borrosa debido a la curvatura irregular de la córnea.
  4. Presbicia: pérdida de elasticidad del cristalino, dificultando el enfoque de objetos cercanos.

¿Cómo se utiliza el foróptero?

Para utilizar un foróptero, sigue estos pasos:

  1. Posiciona al paciente en una silla frente al foróptero y ajusta la altura.
  2. Alinea los ojos del paciente con las aberturas del aparato.
  3. Pide al paciente que mire hacia la carta optométrica ubicada a una distancia estándar.
  4. Cambia las lentes girando los diales mientras pides al paciente que indique cuál combinación ofrece la mejor visión.
  5. Registra la prescripción obtenida para cada ojo.

¿Cuál es el mejor foróptero?

No existe un «mejor» foróptero universal, ya que depende de las necesidades del profesional y su consultorio. Sin embargo, los forópteros digitales son una opción avanzada y precisa que permite mayor comodidad y eficiencia durante el examen.

Te puede interesar:

OCT

Estenope

Cilindro de Maddox

Filtro de separación cromática

Especialista en optometría